martes, 14 de junio de 2016

lo oculto (parte 2)

Mi padre vino hacia mí,
quería que viera cómo le ha quedado la huerta que cada verano,
desde hace dos años,
trabaja con esmero.

Mi padre vino hacia mí,
y me habló muy serio, me dijo:
niña, algo en ti se está muriendo y ni siquiera Dios sabe qué es.
Mi padre vino hacia mí,
estaba en región,
estaba joven,
tenía todos los dientes,
ninguna cana.
Mi padre vino hacia mí,
pero antes de llegar,
desapareció

 como un recuerdo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario